Reflexiones del Pixel al Papel

Es la segunda vez que tengo que meter algún tipo de orden en mis archivos fotográficos, agonía pura. En una de las innumerables mudanzas a las que he sometido a mi persona, se extravió la caja con la mayor parte de mis negativos, lo que se ha convertido en una interminable punzada en el hígado cada vez que recuerdo alguna de las fotos que ahí tenia. Ahora con el uso de las cámaras digitales y gracias a ese sentimiento de perdida, pareciera que tengo una papa caliente en las manos. ¿Donde guardo ahora mis fotos? Antes imprimía una o varias veces una foto, la enmarcaba o la guardaba en un álbum y tenía mis negativos en su funda y ahí estaban sin cuestionar mayormente su durabilidad. Hay negativos de mas de 100 años, para mi suena a tiempo suficiente para guardar una imagen.

Los archivos digitales son otra historia diferente. Tengo fotos que mande escanear de su negativo hace un rato y me las entregaron en el famosísimo diskette, floppys pa´los cuates, de 3 1/2″ de 1.4 mb de capacidad!! (Esto hace apenas 12 años, antes de que digan ¡”Uff pero eso hace un siglo!”) Nadie lo cuestionaba, teníamos estas cajas donde poníamos los diskettes y vivían ahí sin dudar de su fidelidad. Entonces me hice de un bicho llamado ZIP que básicamente era un diskettotote de 1 Gb. Con una de esos tenia mas que suficiente y era mucho mas “pro” y mas rápido que el Cd. Eso si, hay que instalar controladores, conectarlo en el puerto #$·&/%, esperar que lo reconozca windows y al final, copiar todos los archivos. Felizmente no tardó mucho en que el sistema de quemado de Cd´s fuera mas confiable y barato. Otra vez a pasar todos los archivos a Cd´s. Despues llegan los Discos Externos y aumenta la capacidad de memoria, el DVD también empieza a desplazar al Cd. Ahora tenemos los conocidos como puchungos, USB, chichitas, cosoese, palito, chupón, etc. y del tamaño de un llavero con varios Gigas de capacidad. Y por alguna razón que no me he puesto a dilucidar, no importa la capacidad, siempre se llena. Mi necesidad de espacio en memoria siempre será ligeramente mayor al espacio que tenga.

Para alguien como yo que maneja el arte del desmadre organizado a la perfección esto se ha vuelto toda una odisea, con historias de monstruos y todo. Hoy tengo archivos en todo tipo de medio reconocible y lo peor es que con la ayuda del Photoshop, también versiones y versiones de una sola foto: Que si mas contrastada, que con HDR, la que ya le borré los cables, la que no, la final, la final2, la finalok… a ver?? y cual borrar? no vaya a ser! Hasta que un buen día la decisión llega; a borrar y a guardar otra vez. Solo espero que ahora que están en DVD´s y Discos externos el mes que entra no desarrollen otro medio de almacenaje mas “inovador” sino que logren hacer uno tan confiable y durable como lo fué o es la película. Uno que en 100 años pueda alguien enchufarlo, en no se que bicho vaya a haber entonces y se puedan seguir imprimiendo y viendo.

En medio de todo esto, ahora mas que nunca soy un convencido de que las fotos que tengas y quieras que te duren sin mayor uso tecnológico especial, mándalas imprimir en papel fotográfico. No necesitas corriente eléctrica, pilas, conexión a internet ni nada más que tus sentidos. No necesitas tampoco mayor conocimiento solo llévate tu puchungo, Cd, DVD, o lo que tengas a cualquier tienda de foto o supermercado que tenga área de fotografía y dile al encargado que quieres, el te ayuda con todo lo “tecnológico”.

Ya que tengo mis fotos “respaldadas” en papel, ahora si, empiezo este blog para mostrarles algunas de mis fotos y de vez en cuando trataré de poner algún tutorial y una que otra idea, pensamiento o estupidez que se me ocurra. Vengan comentarios, críticas, preguntas, patadas y berrinches.


Tags: , , , ,
Posted in Palabreria, Reflexion | Comments Off

Comments are closed.